Principios Éticos del Psicólogo

La Psicología es una Profesión Vocacional y se rige por un código deontológico que establece las luces, para que sus practicantes (los psicólogos), puedan desarrollar una labor orientada a los fines humanos, basada en el respeto de su integridad y enmarcada en los cánones morales y científicos garantes de una actividad de “calidad”.

Los profesionales de la conducta y los procesos mentales, respetan y protegen los derechos humanos y civiles, y la importancia fundamental de la libertad de expresión y de indagación en la investigación, la docencia y la publicación. Se esfuerzan por ayudar al consultante (paciente o cliente) a desarrollar juicios y elecciones con información sobre el comportamiento humano.

Si bien, cada profesional tiene la libertad para decidir la orientación que dará a su práctica, existen una serie de deberes esenciales de la profesión que no podrán pasarse por alto. El Código de Conducta de la APA (Código de ética) provee un conjunto común de principios y normativas sobre los cuales los psicólogos construyen su trabajo científico y profesional; cuyo propósito consiste precisamente es establecer las normas específicas para cubrir la mayoría de las situaciones con las que pueden encontrarse los psicólogos.

Principios Generales

A. Beneficiencia y no Maleficiencia

“Los psicólogos se esfuerzan por hacer el bien a aquellos con quienes interactúan profesionalmente y asumen la responsabilidad de no hacer daño.”

B. Fidelidad y Responsabilidad

“Los psicólogos establecen relaciones de confianza con aquellos con quienes trabajan. Son concientes de sus responsabilidades profesionales y científicas con la sociedad y las comunidades específicas donde interactúan.”

C. Integridad

“Los psicólogos buscan promover la exactitud, honestidad y veracidad en la ciencia, docencia, y la práctica de la psicología. En estas actividades, los psicólogos no roban, ni engañan, ni se involucran en fraude, subterfugio, o tergiversación intencional de hechos.”

D. Justicia

“Los psicólogos reconocen que la imparcialidad y la justicia permiten que todas las personas accedan y se beneficien de los aportes de la psicología, y que se equipare la calidad de los procesos, procedimientos y servicios llevados a cabo por los psicólogos.”

E. Respeto por los derechos y la dignidad de las personas

Los psicólogos respetan la dignidad y el valor de todas las personas y el derecho a la privacidad, a la confidencialidad y a la autodeterminación de los individuos. Los psicólogos tienen conocimiento de que puede ser necesario proteger los derechos y el bienestar de las personas y las comunidades cuya vulnerabilidad afecte la toma de decisiones de manera autónoma.

El psicólogo tiene el deber de realizar con la mayor dedicación y empeño, sus labores.

Los Deberes éticos del Psicólogo Venezolano además incluyen:

? la probidad ? la independencia ? la generosidad ? la objetividad ? la imparcialidad ? la fraternidad ? la justicia ? la igualdad ? el respeto por los Derechos inherentes a la persona (carta de Derechos Humanos) ? la honradez moral y ? la honradez intelectual.

(artículos 8 y 10 del Código de Ética Profesional Venezolano)